Nicaragua, Tiempos

El gran mito de la unidad

Reunión de aspirantes a candidatos. Foto: internet.

Uno de los grandes mitos de la política en Nicaragua es el de la unidad, especialmente este año 2021 porque la proximidad de las elecciones presidenciales se ha instalado en el imaginario colectivo como un hito que podría destrabar la crisis sociopolítica que emergió en el 2018. Pero la demanda de unidad entre las fuerzas políticas de oposición existe desde antes de 2018 y ya para entonces se hablaba de lo difícil que era alcanzarla.

Otra idea o argumento recurrente en estos días, es que en el pasado, ya han habido alianzas amplias de oposición en Nicaragua, y el recuerdo más cercano es el de la Unión Nacional Opositora (UNO), que en 1990 ganó las elecciones con doña Violeta Barrios de Chamorro a la cabeza y dio lugar a la transición política. Pero, aquí vienen los peros…

Las elecciones de 2021 tienen un significado especial igual que las de 1990, sólo que los contextos son muy diferentes y las fuerzas políticas también. En 1990, la UNO se conformó con catorce (14) partidos políticos de ideologías diversas e incluso consideradas antagónicas. Por ejemplo conservadores, liberales, socialistas y comunistas con diferentes matices entre ellos.

En esas elecciones, a pesar de su significación e importancia, participaron otros ocho (8) partidos además de la UNO y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Ninguno de esos partidos alcanzó porcentajes de voto superiores al 1.5% porque la ciudadanía sabía que la posibilidad del cambio político deseado no estaba en ellos sino en la UNO.

Aunque la UNO logró la victoria electoral, comenzó a desarticularse como alianza casi inmediatamente después de las votaciones, de manera que varios de los partidos que la integraron ni siquiera asistieron a la toma de posesión de doña Violeta Barrios de Chamorro.

Esta vez, las condiciones son diferentes, no sólo porque todo el sistema electoral está controlado por Daniel Ortega y su grupo, y por los altos niveles de represión gubernamental impuestos sobre toda la sociedad nicaraguense, sino también porque las fuerzas políticas de oposición son distintas. Las dos alianzas más importantes: la Coalición Nacional y la Alianza Ciudadanos, están conformadas por actores y movimientos sociales emergentes y partidos políticos; de manera que la construcción de consensos internos y hacia afuera, es sumamente complejo y lento.

Por otra parte, es verdad que hay partidos y grupos de la oposición con intereses y visiones sobre la salida de la crisis que no coinciden con los deseos y la expectativa de la mayoría de la población; de manera que están tratando de empujar una alternativa que no necesariamente resolvería la contienda dictadura-democracia que se ha instalado en Nicaragua y compromete su futuro. Pero tienen poca credibilidad entre la población y su “peso” político en es bastante bajo según revelan los sondeos de opinión más recientes.

Eso no es casual. Ahora, igual que en 1990, los nicaraguenses son capaces de identificar quiénes son los actores con potencialidad de empujar el cambio político, así que la unidad, es decir la conformación de una alianza electoral amplia, en realidad hay que buscarla entre las fuerzas de oposición que de verdad tienen vocación democrática y pueden empujar el cambio que la ciudadanía espera.

12 de abril de 2021

Estándar
Equidad, Nicaragua

Invisibles hilos que nos atan

Ilustración por: Emma y yo

Una mañana, caminando temprano, un rayo de sol sacó a luz una nutrida telaraña de hilos muy tenues que se extendía por el suelo. Inevitablemente me hizo pensar en los hilos invisibles que nos atrapan y nos sujetan a cosas sin percatarnos, o muchas veces, a pesar de no quererlo. Los micropoderes, diría Foucault, y las feministas, los micromachismos que nos atan a las mujeres.

Si. Esos hilos que silencian nuestra voz en diferentes espacios, que le quitan fuerza, que la deslegitiman y que permite a otros apropiarse de ella, hablar en nuestro nombre y atribuirse nuestras ideas.

Los hilos que limitan y posponen nuestros deseos y proyectos. Que los dejan para otro día porque los deseos y los proyectos de los demás son más importantes; porque los nuestros están en una colina llena de obstáculos y porque nos han enseñado que son inalcanzables.

Aquellos hilos que nos sujetan recubiertos con la imagen del amor, la abnegación y el cuidado a los hijos, a los padres, a la familia, a las amistades y al mundo. Los que nos obligan a la renuncia permanente.

Los que nos detienen para no atrevernos, para no exigir, para sentir que no valemos, que no sabemos, que no podemos…

Hilos que nos separan y nos impiden reconocer(nos) como mujeres con derechos, con mérito propio, conocimientos y capacidades, como actoras sociales y políticas que contribuimos el cambio.

Pero hace días comenzó el tiempo de no callar, de no abandonar los deseos y los proyectos, de reconocer nuestros conocimientos y capacidades, nuestro trabajo y el aporte que hacemos a la sociedad. Hoy es el tiempo de romper los hilos invisibles que nos sujetan.

8 de marzo de 2021

Estándar
Democracia, Nicaragua, Tiempos

Los jóvenes de Abril: el resurgimiento del movimiento juvenil

Somos estudiantes

Jóvenes universitarios marchando. Foto: internet

En estos días se conmemora el segundo aniversario de la insurrección cívica de Abril que cambió el escenario político de Nicaragua. La sociedad nicaraguense se volcó a las calles hastiada del gobierno, que respondió con una escalada de represión nunca vista. Los jóvenes de tres generaciones se pusieron al frente de las protestas, marchas y acciones cívicas, reanimando al movimiento juvenil que había permanecido alicaído y cooptado al menos durante dos décadas.

Sigue leyendo

Estándar
Democracia, derechos, Nicaragua, Tiempos

1990: treinta años después

doña violeta

Investidura de Violeta Barrios de Chamorro. Foto: La Prensa

El 25 de febrero de 1990 ha quedado marcado en la historia de Nicaragua como un hito sin precedentes. Ese día, una amplia mayoría de nicaraguenses se volcó a las urnas para cambiar al país con los votos. Los resultados de esas elecciones presidenciales no sólo terminaron con la guerra civil que desangraba a toda la sociedad desde hacía diez años, también abrieron un proceso de transición complejo. Treinta años después Nicaragua se enfrenta nuevamente a la contradicción entre democracia y dictadura. ¿Cuál es la significación de ese 25 de febrero en este nuevo contexto?

Sigue leyendo

Estándar
Memoria, Nicaragua, Tiempos, Vidas

Un sello en el pasaporte

Sello

Foto: Elvira Cuadra

Dicen que los guises son de buen aguero. Hoy temprano me cantó uno, bien fuerte y bien cerca. Un rato más tarde salí a la calle y lo primero que me encontré fue un bus circulando en la calle. En la ventana frente al conductor había una pequeña bandera de Nicaragua. Me percaté de la fecha y fui a buscar un sello puesto en mi pasaporte hace un año.

Sigue leyendo

Estándar
Derechos Humanos, Nicaragua, Tiempos

Exiliados, no refugiados

All-focus

Marcha de exiliados nicaraguenses en Costa Rica. Foto: Elvira Cuadra

Más de 60 mil personas han salido de Nicaragua hacia Costa Rica huyendo de la represión y la violencia gubernamental desde abril de 2018. Eso sin contar a aquellos de los que no se tiene registro y miles más que han salido hacia Estados Unidos, Europa y otros países del mundo. Si todas estas personas se hubieran ido a la misma vez, la caravana habría sido más multitudinaria que las de otros países de la región, no por el drama humano que hay detrás de cada persona o familia, sino por la cantidad de personas. El desplazamiento forzado que se ha producido en Nicaragua durante el último año en realidad tiene todas las características de un éxodo.

Sigue leyendo

Estándar
Derechos Humanos, Memoria, Nicaragua, Tiempos

Memoria, verdad, justicia y no repetición

Amnistia_no

Amnistía ¡No!. Foto: Confidencial

Unos días atrás, en Argentina se anunció el hallazgo del nieto 130 por las Abuelas de la Plaza de Mayo. En sus declaraciones, el nieto encontrado mencionó que el camino recorrido había sido: memoria, verdad y justicia. Tres demandas que en Nicaragua están vivas y vigentes desde abril de 2018, y se cobijan en el enfoque de la justicia transicional. Pero, ¿qué significan cada una de ellas?

Sigue leyendo

Estándar
ciudadanía, Democracia, Nicaragua

Los signos de los tiempos

Foto: Christian Fajardo y María Adilia Peralta

De acuerdo. Faltan prisioneros políticos por liberar. La tarea no está concluida. Hay que esperar los próximos días hasta el 18 de junio, plazo señalado en el acuerdo firmado, para ver si el gobierno termina de liberarlos a todos. Pero, es evidente que la “jugada” de Ortega, – no se le puede llamar de otra manera -, de sacar hoy al grupo de los más reconocidos prisioneros y prisioneras, tiene el propósito de contener las sanciones y forzar a la Alianza a regresar la mesa de negociaciones. Pero lo hizo tarde y mal.

Sigue leyendo
Estándar
Memoria, Nicaragua, Tiempos

Ojos de esperanza

Alvarito Conrado

Alvarito Conrado, el niño mártir. Foto: internet

Ojos que ríen, ojos que lloran
Ojos que piden, ojos que imploran
Ojos que están llenos de esperanza
Dando gritos de hasta cuándo
“Ojos”, Rubén Blades
Hay miradas que impresionan. Una de esas es la de Alvarito Conrado. Desde que lo vi la primera vez, en tiempo real, herido de gravedad por una bala de la policía, atendido de urgencia por un grupo de jóvenes médicos.
Su mirada asustada y a la vez tan viva, se nos ha quedado grabada en la memoria. En la mía y en la de toda Nicaragua.
Después de su muerte, esa mirada alegre, limpia, llena de sueños, de futuro y esperanza, nos llega en todas sus fotografías. Nos anima y nos reconforta.

Sigue leyendo

Estándar