Centroamérica, Mujeres, Tiempos

Una muñeca y un espejo

 

Muñeca y espejo. Elvira Cuadra, 2013

Muñeca y espejo. Elvira Cuadra, 2013

Estaba sentada en el bulevar bajo el candente sol del mediodía y parecía no importarle. Tampoco le importaban los carros que pasaban a alta velocidad frente a ella. Una vieja muñeca y un pequeño espejo entre sus manos. En sus ojos, el mundo imaginado y fantástico que volaba en su pequeña cabeza. Nada más existía alrededor. Eran ella, una muñeca, un espejo y sus fantasías.

Tal vez era la princesa de un cuento de hadas, tal vez vestía tules y lentejuelas, tal vez vivía en un lindo castillo, tal vez tenía padres que la querían. Tal vez el espejo le repetía que era la más linda. Tal vez era feliz…

De repente saltó como impulsada por un resorte. El semáforo había cambiado a rojo. Dejó muñeca, espejo y fantasías a un lado, y con cara suplicante comenzó a caminar entre los carros detenidos, mano estirada pidiendo unas monedas. En la otra esquina de la avenida, dos personas esperaban por ella y las monedas conseguidas.

Managua, 19 de diciembre de 2013

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “Una muñeca y un espejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s