Mujeres, Nicaragua, Tiempos, Vidas

La mujer sin edad

 

Mi abuelita Bertha. Foto: Elvira Cuadra

Mi abuelita Bertha. Foto: Elvira Cuadra

No sabíamos cuántos años tenía cuando murió. Nunca supimos y tampoco teníamos curiosidad de saberlo. A ella tampoco parecía importarle. Unos meses antes de su muerte, buscamos registro de su nacimiento en muchos lugares y nada. No había rastro de su nombre, procedencia, padres o hermanos. Pero familia tenía. De vez en cuando aparecía de visita su hermano menor y ese día siempre era día de alegría para ella.

Sigue leyendo

Estándar