Caribe, Centroamérica, ciudadanía, Clima, derechos, Desarrollo rural, Etnias, Futuro, Tiempos

Bajo la sombra del trópico húmedo

Los bosques de Siuna. Foto: Elvira Cuadra

Los bosques del trópico húmedo en Siuna. Foto: Elvira Cuadra

En estos días visité Siuna, uno de los municipios del llamado Triángulo Minero, en el centro-norte de Nicaragua. Y gracias a la hospitalidad de una joven mujer del lugar pude conocer no sólo la belleza del blosque tropical húmedo que cobija al pueblo, sino también a la gente que vive allí y pelea día a día precisamente para que ese bosque sobreviva frente al empuje de la llamada “civilización” y el “progreso”. Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Clima, Sudamerica, Viajes

Bufandas

Bufandas. By Elvira Cuadra, Quito, 2013.

Bufandas. By Elvira Cuadra, Quito, 2013.

De lana, de algodón, de seda, lisas, a cuadros, rayadas, con flecos, pompones, oscuras, de colores alegres, chillantes, largas, cortas, de todas las formas y colores. Así son las bufandas que se pueden ver a diario en Quito. Accesorio indispensable del vestir. Nunca sobran, siempre faltan.

Es que en Quito el frío no parece dar tregua. Cuando me dijeron que en esta ciudad era posible experimentar las cuatro estaciones en un día, francamente me pareció exagerado. Pero de algún modo es cierto. El día que comienza con un esplendoroso sol, al rato bien puede cambiar a una torrencial lluvia. Y no importa si hay sol, lluvia, niebla o granizo, siempre habrá frío.

El frío siempre hace las cosas y a la gente diferentes. Aquí, por ejemplo, puertas y ventanas permanecen cerradas para espantarlo y preservar el calor dentro de las casas y los edificios. La gente es muy amable, pero reservada, respetuosa o comedida como dirían algunos. En Nicaragua, como se sabe, las casas casi siempre están abiertas y la gente es también amable, pero espontánea.

Las gentes de Quito no se detienen por el cambiante clima o el frío. Mientras veo a la calle buscando señales de buen tiempo para animarme a salir; en medio de la lluvia o el frío ellos simplemente se abrigan, salen y hacen sus cosas, no importa si es trabajo, estudio o diversión. Eso no es problema y nada los detiene. Así, se pueden ver señoras, jóvenes, niños, hombres, muchachas, mujeres arropadas con suéteres, abrigos, botas y ¡por supuesto!, una bufanda.

San Francisco de Quito, 18 de marzo de 2013

Estándar