Caribe, Centroamérica, ciudadanía, Clima, derechos, Desarrollo rural, Etnias, Futuro, Tiempos

Bajo la sombra del trópico húmedo

Los bosques de Siuna. Foto: Elvira Cuadra

Los bosques del trópico húmedo en Siuna. Foto: Elvira Cuadra

En estos días visité Siuna, uno de los municipios del llamado Triángulo Minero, en el centro-norte de Nicaragua. Y gracias a la hospitalidad de una joven mujer del lugar pude conocer no sólo la belleza del blosque tropical húmedo que cobija al pueblo, sino también a la gente que vive allí y pelea día a día precisamente para que ese bosque sobreviva frente al empuje de la llamada “civilización” y el “progreso”. Sigue leyendo

Estándar
Centroamérica, Conflictos sociales, Democracia, Movimientos sociales

Y las calles se llenaron de gentes

La marcha de Juigalpa, Nicaragua. Foto: Onda Local

La marcha de Juigalpa, Nicaragua. Foto: Onda Local

En Guatemala, Honduras y Nicaragua. Igual que en otros tiempos y en otros lugares las gentes salieron de sus casas y se fueron a las calles. A decir que no están contentos, que quieren democracia de verdad, transparencia, que quieren justicia y no más impunidad. Pero sobre todo, salieron a exigir ¡respeto! Sigue leyendo

Estándar
Centroamérica, Conflictos sociales, Democracia, Desarrollo rural, Movimientos sociales, Nicaragua, Paz, Seguridad

Los forajidos de siempre

Rearmados en Nicaragua. 2014

Rearmados en Nicaragua. 2014

El poder siempre los ha llamados “forajidos” y a sus acciones les atribuye la connotación de delincuencia común. Así fue en los 90 con los grupos de ex combatientes nicaragüenses que se alzaron nuevamente en armas cuando el gobierno incumplió los acuerdos de desmovilización; así fue antes cuando las columnas guerrilleras del FSLN luchaban contra la dictadura somocista; y antes de eso, “bandolero” le llamaron a Sandino aquellos que no reconocían su justa batalla contra la intervención militar en Nicaragua. En otros lugares y otros tiempos también les han llamado “forajidos”. No es raro que ahora les llamen igual, o parecido.

Sigue leyendo

Estándar
Centroamérica, Democracia, Jovenes, Nicaragua, Revolución, Tiempos

Los jóvenes indiferentes

Bicicletas moradas. Foto: Francisco Mayorga

Bicicletas moradas. Foto: Francisco Mayorga

Que no les importa la política, dicen. Total, los adultos piensan que son indiferentes y apáticos, y a lo mejor es cierto. Prefieren reunirse en la esquina del barrio a escuchar música, bailar y platicar de cosas que los adultos no entienden. No quieren cambiar el mundo ni ser héroes como en las historias de un tiempo pasado que cuentan sus padres. Un buen grupo de ellos no estudia ni trabaja. Los “Nini” les llaman, como si estuvieran en un limbo.

Pero sueños tienen, claro que sí. Quieren irse del país a buscar mejor fortuna en otros lados, quieren ayudar a sus familias y están dispuestos a sacrificarse por ellas. Quieren ser alguien en la vida, tener una casita, una familia propia. Es la política y los políticos los que nos les gustan. ¡Qué van a creer en ellos! Una revolución, una guerra, un montón de muertos, miedos profundos e infinitos y muchas promesas después, nada ha cambiado. Para esa gracia, mejor confiar en Dios que nunca desampara y es el único que les puede asegurar futuro.

¿Quiénes son estos jóvenes? Son aquellos y éstos, los que están en nuestras casas y nuestro vecindario. Los que crecieron viéndonos ir y venir ocupados con cosas importantes, los que se han quedado con las abuelas porque no queda de otra que trabajar en el país vecino. Los muchachos que hemos criado, los de después del gran sueño de la revolución y la pesadilla de la guerra. Los hijos e hijas nuestros.

Managua, 10 de junio de 2014

Estándar
Barrio, Centroamérica, Circo, Ciudades, Entretenimiento, Nicaragua, Tiempos

¡Llegó el circo!

Imagen

Aparecen de tanto en tanto por el barrio. Días antes circula el rumor y se cuela en las conversaciones de la calle: ¿Vas a ir? Siiii, dicen que viene un man bueno en el trapecio y unos payasos salvajes.

Días después, gran desfile por la calle acompañado de barata. ¡Llegó, llegó! El gran circo internacional de los hermanos…, los invita a su sensacional espectáculo. Exóticas bailarinas, perritos amaestrados, divertidos payasos, boxeadores internacionales. Eso y mucho más a partir de esta noche en el grandioso circo internacional de los hermanos… ¡Entretenimiento para toda la familia!

Por la noche, carpa levantada y palidas luces improvisadas, las débiles graderías se van llenando poco a poco. Familias enteras, grupos de muchachos y muchachas, niños y niñas, hacen fila para matar el tedio y la rutina. El rótulo de letras rojas y disparejas en la taquilla avisa: Adultos – C$10; Niños – C$ 5. Las luces se apagan y cuando encienden nuevamente, un par de payasos, zapatones y overol de colores, salen al escenario con ruidosa música de fondo y arranca la función. Risas y más risas. ¡El circo llegó al barrio!

Managua, 26 de abril de 2014

Estándar
Centroamérica, Comidas, Ecuador, Gastronomia, Maíz, Nicaragua

El choclo

Tamalito ecuatoriano. Foto: Elvira Cuadra

Tamalito ecuatoriano. Foto: Elvira Cuadra

Así le llaman aquí. En Mesoamérica, nosotros le llamamos maíz. Nadie se lo imaginaría pero en Ecuador hay una gran variedad de maíces, tanta como la que conocemos en nuestras tierras. Maíces grandes, pequeños, rojos, blancos, amarillos, azules, negros… y de ellos, una amplia variedad de comidas. Maíz tostado, cocido, motes, coladas, humitas, tamales, tortillas, canguil. Sabores diferentes a lo viejo conocido pero no extraños.

Los motes se preparan con maíz blanco cocido, que se remoja en agua un buen rato, se cuece hasta que el grano revienta y está listo para acompañar una rica fritada, que no es otra cosa que carne de cerdo frita con ensalada.

El morocho se parece a nuestros atoles de maíz con una consistencia bastante líquida y dulce pero con un sabor apenas diferente, le agregan granos de maíz. Las humitas son pequeños tamales de maíz tierno, a veces rellenos de carne y a veces de queso. En Nicaragua sus primos hermanos son los yoltamales. Los tamales de maíz maduro también rellenos de pollo, en Nicaragua tienen otros parientes cercanos en los tamales pisques y el nacatamal.

Un tipo de maíz de grano grande, se tuesta y acompaña frecuentemente las comidas, especialmente las sopas. Aunque también se puede convertir en una sabrosa y tradicional golosina cuando lo recubren con dulce de panela. Más divertido y multifacético es el canguil que bien puede ser acompañante para una sopa, como abre boca antes de una comida o bien, en el tiempo libre. El canguil es muy apetecido, casi infaltable en una mesa ecuatoriana, y no es otra cosa que ¡palomitas de maíz!

La tradición gastronómica de este país nos muestra que el choclo, o nuestro maíz, ha hecho un largo camino y construido fuertes lazos. ¿Por qué no nos habíamos enterado antes?

San Francisco de Quito, 08 de agosto de 2013

Estándar