Derechos Humanos, Jóvenes, Nicaragua, Tiempos, Violencia

La bala que mató a Alvarito

IMG_20180520_160350

Cartucho de granada lacrimógena. Foto: internet

Se llamaba Alvaro Conrado. Le decimos Alvarito de cariño. Tenía 15 años. El 20 de abril salió a escondidas de su casa y pasó comprando unas botellas de agua para llevarlas a un amigo que protestaba dentro de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) junto a cientos de estudiantes más. En eso estaba cuando la policía y grupos paramilitares atacaron a los estudiantes. Alvarito fue alcanzado por una bala en el cuello. Numerosos testigos dicen que la bala era de goma y la disparó un francotirador de la policía. Herido, fue trasladado a dos hospitales donde le negaron atención médica por órdenes del gobierno. Al llegar a un tercer hospital falleció mientras le practicaban una cirugía. Los médicos que lo atendieron afirman que de haber recibido atención a tiempo, habría sobrevivido.

Sigue leyendo

Anuncios
Estándar