Democracia, Movimientos sociales, Nicaragua, Tiempos

Once asteriscos minúsculos

marcha-en-Nicaragua3

Marcha en Managua. Foto: AFP

El movimiento social encabezado por los jóvenes y estudiantes que está cambiando a Nicaragua, tiene muchas similitudes con los movimientos sociales de otras latitudes en las últimas dos décadas. Sin embargo, también tiene rasgos propios, nacidos de la experiencia histórica, los aprendizajes colectivos y las dinámicas específicas de la contienda social. Aquí once asteriscos “minúsculos”*.

Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Conflictos sociales, Democracia, Símbolos, Tiempos

Los símbolos insurrectos

 

chayopalo derribado

Foto: Primer arbolata o chayopalo derribado

Uno de los rasgos más importantes de la Insurección de Abril, como se le está llamando al nuevo ciclo de movilización social en Nicaragua, es la disputa de los símbolos del poder. Durante diez años, el gobierno Ortega-Murillo había construido símbolos poderosos que incluían sitios, colores, mensajes y música, entre otros, que había impuesto a través de sus medios de comunicación y los discursos oficiales. Todos están en disputa ahora.

Sigue leyendo

Estándar
Centroamérica, Revolución

Revolución

Una noche de historias y canciones sobre la revolución. Diseño sobre fotografía by Girlandrey Sandoval.

Una noche de historias y canciones sobre la revolución. Diseño sobre fotografía by Girlandrey Sandoval.

¿Y la Revolución?, me preguntan por aquí voces jóvenes llenas de entusiasmo. Quieren que les cuente sobre una época que para muchos parece lejana y llena de recuerdos agridulces. La Cruzada de Alfabetización, los cortes de café, la guerra, los muertos, los heridos, las movilizaciones, las canciones y también las discusiones.

Un tiempo que algunos han preferido congelar en la memoria, otros han querido esconder, algunos más retorcer, y muchos otros, olvidar. Es un tiempo en el que crecimos a golpe de alegrías y tristezas, del que casi nadie quiere hablar en Nicaragua ni fuera de ella. Hacer de cuenta que no existió, que no nos tocó y que la historia de cada uno y de todos comenzó hace poco, después del sueño.

Pero la Revolución existió y no fue un tiempo perdido. Todos los que la vivimos tenemos una historia que contar de ella, nuestra propia historia y la de los demás. Negarla es negarnos a nosotros mismos y lo que hoy somos.

Al menos yo, soy quien soy por esa Revolución. Vengan, entonces, que les cuento.

San Francisco de Quito, 05 de mayo de 2013

Estándar